Valores: libertad, justicia, honestidad y transparencia.
Lunes, 21 de agosto del 2017
A Dios sea la gloria.

Local

Reclutamiento obligatorio y abusos de policías sufren habitantes en Madera

2017-07-16 - Gustavo Ramos

Los más de siete mil habitantes de ciudad Madera han resentido las acciones de los grupos criminales en la región, ocasionando que a después de las 6 de la tarde las familias se resguarden en sus casas y se termine toda actividad, pues los enfrentamientos entre los narcotraficantes o la policía y sus operaciones los mantienen en un estado de alerta civil.



Poca actividad en el centro de Madera, frente al palacio municipal.

La ciudad de Madera, que ha sido visibilizada a nivel nacional debido a los enfrentamientos entre grupos del crimen organizado, no solo en la ciudad sino en la región y el estado, mantiene un estado de alerta civil, debido a las acciones violentas, la presencia de grupos de y de corporaciones policiacas, la desaparición y reclutamiento obligatorio de los grupos del narcotráfico a sus filas armadas.

Los habitantes de Madera reconocen la presencia del gobernador Javier Corral y de sus promesas para reactivar la vida social y la paz, con la implementación de talleres y generación de empleos, para que los jóvenes no tengan que ingresar a los brazos armados de los criminales o en sus casos, también son “levantados” para que trabajen para ellos.

“Pedimos seguridad y que cumpla con la promesa de poner los talleres para los jóvenes, porque estamos muy perjudicados, muchos jóvenes han fallecido, muchas personas, o los ingresan, no es que ellos quieran, se los llevan y los hacen trabajar para ellos”, manifestó una mujer al reconocer que ha habido gran cantidad de desapariciones.

“Estamos preocupados por todo esto, estamos todos inseguros, no queremos ni salir, la gente en la tarde ya no sale desde las seis en adelante, todos se esparcen y ya no hay movimiento ni nada de eso”, dijo.

Una joven pareja con bebé en brazos, comentaron que es necesario más fuentes de trabajo, “se batalla para conseguir”, expresó el joven con un tatuaje de lagrima debajo del ojo derecho, quien comentó que semanas atrás con la llegada de la policía estatal, la cual tomó las riendas de la seguridad en el municipio, hubo cateos sin orden, donde ingresaron a su hogar policías estatales, esculcaron sus cosas y recibió de dos elementos varios “cocos” en la cabeza, sin embargo no encontraron nada y se retiraron.

“Nos tocó de un caso, fueron los estatales a esculcarnos a las casa, pero como dicen que todos los policías son así, payasos, y nosotros no teníamos nada que ver, fueron ellos los que fueron, pusimos la denuncia en previas porque voltearon la casa patas para arriba, no traían orden, no teníamos nada que esconder y se les abrió la puerta de la casa y les dije que no golpearan a mi esposo”, narró la mujer.

Su esposa, indicó que los policías pretendía ingresar a su casa por la fuerza y derribando la puerta, pero optó por dejarlos entrar al asegurar que no tenía nada que ver con lo que pasaba, pues semanas atrás hubo más enfrentamientos en poblaciones cercanas, según comentarios de los pobladores.

De acuerdo a versiones de los pobladores, semanas atrás hubo varios cateos que en primera instancia se acusó a la policía estatal, pero después de informó que no eran policías, sino grupos armados que actúan como autoridades para hacer sus operaciones.




Comenta con tu cuenta de Facebook