Local

Mejora modelo ADN calidad de vida de estudiantes indígenas

2019-04-17 - Michel

Como parte de una estrategia para brindar una alternativa escolar, alimenticia, de prevención social, de integración social, Paz y Convivencia Ciudadana A.C., con el respaldo de la Fundación del Empresariado Chihuahuense (FECHAC) y la Secretaría de Desarrollo Social de Gobierno del Estado, implementaron por primera ocasión el modelo Ampliando el Desarrollo de los Niños (ADN), en la Primaria Cali Rosacame, en el Asentamiento Tarahumara Oasis, atendiendo a alrededor de 90 niñas y niños indígenas, con total apego al respeto de sus usos y costumbres a través de la interculturalidad y una perspectiva de sus derechos.


Ante la implementación del modelo ADN, se detectó una realidad que representa una problemática fuerte y apelante: hacinamiento, explotación laboral, adicciones y alcoholismo aún en niños de 6 años, violencia de género, además de un índice elevado de menores que no acuden a la escuela.
Debido a esa situación, el programa tiene la finalidad de prevenir la violencia y las adicciones, así como ofrecer por medio del horario extendido un espacio para que las y los niños puedan desenvolverse con libertad, además de protegerlos de la explotación laboral que consiste en enviarlos a los cruceros a pedir kórima.
Actualmente se atiende a 99 estudiantes indígenas, de los cuales 50 son niños y 49 niñas, divididos en tres grupos. El horario del programa inicia en punto de las 13:00 horas con la comida, posteriormente las y los menores participan en tres horas clase de 60 minutos entre 13:30 y 16:30 horas.


Como parte de la atención integral que se les brinda, se cuenta con un esquema de nutrición, toda vez que desde el inicio se detectó un índice elevado de desnutrición, por lo cual, con el comedor escolar y un grupo de especialistas, se ha logrado mejorar esa situación en muchos de los estudiantes.
Asimismo, por medio del área de Trabajo Social de Paz y Convivencia Ciudadana A.C., se cuenta con un plan de gestiones, donde se trabaja en la canalización de niños con problemas de salud física y neurológica.

 


Otra de las acciones que se ofrecen, se encuentra la atención psicológica personalizada, ya que ante los problemas detectados, los menores han sido atendidos por un grupo de profesionales por parte de la asociación civil y los niños han podido externar sus problemas y comenzar su tratamiento, logrando abrirse con confianza sobre el tema del abuso y las adicciones, generándose así cambios positivos en la conducta de los mismos.


Además de los niños que son abordados en terapia, también se tiene la oportunidad de atender a los padres de familia, logrando así un trabajo integral y familiar. Las terapias grupales pueden abordar temas que afectan a la población escolar tales como el cutting, bullyng, adicciones, agresividad, higiene, valores y conducta.
Ante el fuerte rezago escolar que presentaron los estudiantes, el modelo ADN prevé un instructor de apoyo a tareas, especializado en niños en situaciones de riesgo que, por medio del juego va trabajando ante todo en el área de lecto-escritura y matemáticas, generando un considerable impacto en el aprendizaje y en las calificaciones de los menores.
En el área deportiva, se cuenta con tres talleres: tochito, deportes y basquetbol, actividades que tienen gran relevancia, ya que los rarámuris son deportistas natos presentando una gran capacidad y aptitud para las mismas. Uno de los impactos más importantes es que los niños han crecido en disciplina y valores, además que van aprendiendo a trabajar en equipo.


La prevención y tratamiento de adicciones también encuentran su fuerza en esta área, ya que en entrevista con los niños, manifestaron que el aburrimiento y la falta de un espacio público es lo que los lleva a ingerir drogas.


En lo referente a la formación lúdica-formativa, se impulsan clases especiales de robótica, teatro y danza, los cuales representan, hasta cierto punto una novedad para los niños y niñas ya que es poco el contacto que han tenido con dichas actividades, generando de esa manera un trabajo especial de integración en general con la sociedad.
Gracias al trabajo diario, se ha establecido que la realidad del asentamiento es complicada, sus habitantes poseen características muy peculiares incluso diversas de otros miembros de la etnia, sin embargo, son personas dispuestas a trabajar y a crecer por su comunidad.

 


El equipo ADN comienza a impactar, se ha logrados alejar a muchos niños de las drogas, retirarlos de los cruceros donde piden kórima y se exponen a violencia y accidentes, además de que se está trabajando por crear una conciencia nueva en los padres de familia respetando y promoviendo sus derechos, usos y costumbres.

El modelo ADN que implementa Paz y Convivencia Ciudadana A.C., en la Escuela Indígena, es posible gracias a los FECHAC y la Secretaría de Desarrollo Social a través de la Unidad de Niñas, Niños y Adolescentes, así como el trabajo en conjunto con el Ayuntamiento de Chihuahua a través Dirección de Seguridad Pública Municipal, los Centros de Integración Juvenil, docentes y personal administrativo del plantel, así como la Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas (COEPI), DIF Municipal, Servicios Educativos del Estado de Chihuahua (SEECH), la Red de Cohesión y Participación Social 1,2,3 por mí y por mi comunidad A.C., y las autoridades tradicionales del asentamiento, coordinados por SIPINNA Estatal.




Comenta con tu cuenta de Facebook


El Pueblo te recomienda

Prepara UACH Modelo de la ONU con universidades invitadas

El próximo 20 de mayo dará inicio la nueva edición del Modelo de las Naciones Unidas que lleva a ...

A través de obra musical concientizan a estudiantes sobre la toma de buenas decisiones

En el marco de las actividades por el Día del Estudiante, alrededor de 730 alumnas y alumnos de sei...

Icatech mejora en Madera

El Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Chihuahua, analiza los espacios en los c...