Sergio Armando Castillo

Su viacrucis de prisión, por el caso de la maestra Sonia Madrid en Chihuahua

2019-11-29 - Sergio Armando Castillo


*De acuerdo a investigación real, el verdadero autor intelectual, jamás fue molestado por la autoridad judicial y sigue libre…

*Una inverosímil maquinación de culpabilidad, vulneró su derecho humano de la libertad, el debido proceso y muchos otros, que no le han sido restaurados.


 

 

Sergio Armando López-Castillo

El 27 de septiembre de 2005, la maestra Sonia Madrid  Bojórquez caminaba junto con Isabel Carrasco, una amiga, por una calle cercana a su domicilio, en la ciudad de Chihuahua. De pronto, un automóvil Ford Grand Marquís color guinda, se detuvo enfrente de ambas, se bajó un hombre alto de aproximadamente 1.80 metros de estatura, y gritó: “¡Esto es un asalto!”… y disparó tres veces, ultimando solamente a la docente.

El crimen impactó a la sociedad y en específico al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Sección 42, ya que la ola de violencia que se recrudecería en 2008, comenzaba a desatarse en la capital y el estado grande, entonces gobernado por José Reyes Baeza, cuya Procuradora de Justicia fue Patricia González Rodríguez.

Primeras inconsistencias en la investigación del crimen

Los testigos que presenciaron el homicidio declararon no haber visto las placas del carro Ford Grand Marquís, pero afirmaron que habían dos personas dentro del auto – piloto y copiloto - y que después de que el copiloto se bajó  y disparara, huyeron y abandonaron el auto a dos cuadras de distancia y subieron a una camioneta negra Ford Lobo, de reciente modelo. También, recordaron que esa camioneta había estado rondando la zona desde la mañana.

El que ningún testigo haya visto las placas del Grand Marquís, es un hecho importante, ya que el Ministerio Público falsificaría los informes policiales de los testigos para argumentar que las placas del auto fueron obtenidas en ésas declaraciones.

También es trascendente el hecho de que ese carro Marquís, había sido reportado como robado, ese mismo día, por Antonio Baca, dueño del automóvil.

El 28 de septiembre de ese mismo año, el ahora ex Secretario General de la Sección 42 Miguel Ramírez Sánchez, en conferencia de prensa declararía: “No podemos dejar de lado que éste es un mensaje que se está enviando por parte del crimen organizado”.

Además, señaló, que el crimen se realizó con toda saña, motivación y planeación, incluso mencionó que: “No se puede descartar que haya sido un complot organizado”, creando una hipótesis de que fueron sicarios contratados, dando más información de lo que la prudencia indicaría, en ese preciso momento.

A pesar de que al momento no existían líneas de investigación contundentes, ni declaraciones oficiales de la Procuraduría, las declaraciones del ex dirigente de la 42, levantaron sospechas al interior del Sindicato. Porque: ¿Cómo sabía el ex Secretario General magisterial, que el homicidio fue planeado y no un asalto “que salió mal”? como el primer indicio de investigación indicaba… y… ¿Por qué señalaba al crimen organizado del homicidio?

El 29 de septiembre posterior, el gobernador del Estado José Reyes Baeza, descartaría las declaraciones del ex Secretario General de la Sección 42 del SNTE, asegurando que la Procuraduría descartaba que el crimen tuviera relación con el crimen organizado.

 

Antecedentes y problemas Internos en el sindicato magisterial

Para el 30 de septiembre de 2005, la Procuraduría presentaba como línea de investigación un crimen laboral.

En la investigación previa, que duró desde inicios de octubre de 2005, hasta principios de enero de 2006, se presentaron a declarar maestros y amigos cercanos de la maestra Sonia Madrid. En esas declaraciones, se obtuvo información relevante del trabajo de la mentora. Sonia era la encargada la secretaria de Prestaciones Económicas de la Sección 42. Su área estaba a cargo de la administración y manejo de las empresas con las que el gremio sindical tenía contratos.

Las declaraciones de los testigos, reseñadas en el expediente del caso número PGJ-43/06, también narran los problemas existentes y constantes entre la asesinada y el ex Secretario General, Miguel Ramírez:

“…Cuando llega el profesor Miguel Ramírez Sánchez al comité ejecutivo seccional, había dos grupos que aspiraban a dirigir el sindicato. La maestra Madrid y un grupo de amigos, no pertenecíamos al oficial, lógico que al llegar Ramírez Sánchez,  inicia un hostigamiento hacia quien no perteneció al de él”.  

Así quedó asentado en los testimonios de varios de los que no pertenecieron a ese grupo interno, entre ellos quienes conocieron y trataron de cerca a la maestra Sonia Madrid, en la foja 681 del expediente.

“…Concretamente, el dirigente Ramírez, no enviaba a Sonia, a ninguna comisión, la ignoraba en asuntos que le competían a su secretaría, la evidenciaba, señalando que había rezagos en su trabajo, etcétera…” (Ello consta en la foja 681 de la causa penal referida.

 “…Ante la insistencia de este tipo de hostigamientos, tengo que declarar que yo he platicado con mi familia y dejé una carta donde directamente responsabilizo a Miguel Ramírez de lo que suceda conmigo, porque temo por mi integridad y la de mi familia, así mismo enteré a mis compañeros de lo que está sucediendo, testificaría una compañera de la profesora, citando textualmente parte del escrito redactado por Sonia, previamente, lo cual se registró en la foja 831.

“…Se puede calificar de molestia en extremo… Pues en ese nivel las represalias son de carácter de influencia. Por ejemplo, pues obstaculizarle el concurso a algún ascenso, por ejemplo, y una de las más sentidas, era precisamente la intervención de él, para que sus señores padres no tuvieran servicio médico…” Este otro testimonio quedó asentado en la foja 3516.

“…Era visible que en las reuniones de comité, donde ella manifestaba su inconformidad, molestaba bastante al secretario general…sea firma en otra parte de estas testimoniales, en la foja 4231.

“…Su reacción siempre fue de enojo, de malestar y regularmente conllevaba algún tipo de represalia, en términos a veces políticos y a veces de presión moral o social, de tal manera que uno mismo sentía cuando algo no le parecía al profesor Miguel Ramírez, en este tipo de casos, eran muy frecuentes con la maestra Sonia…remarca otro testigo, en la foja 4236.

Es indudable que existía un problema interno, lo cual es resalta en las declaraciones testimoniales, y el problema era entre el ex Secretario General Miguel Ramírez y la maestra Sonia Madrid Bojórquez, claramente.

Asimismo, está la declaración de Guadalupe Bojórquez, madre de Sonia Madrid, que dice: “Yo no puedo decir que Miguel Ramírez no está involucrado en el asesinato de mi hija, porque ellos tenían muy mala relación, y porque al principio hubo acusaciones en su contra que todavía no se han aclarado”.

                          

Aries Consultores y Héctor Faudoa Villegas

Héctor Faudoa fungía como agente de seguros Independiente; director de Aries Consultores, un despacho de consultoría y administración de riesgos – Que no,  una Aseguradora – y por lo tanto, ajeno a la Sección 42 del SNTE.

Aries Consultores hacía licitaciones para las diferentes aseguradoras como MetLife, Axa, Metropolitana, General de Seguros, Banorte, Qualitas, AiG, etcétera.

En el año 2000, la sección 42 de maestros estatales, contrató a Aries Consultores como asesor de seguros, por medio de un convenio privado. A través de los años, MetLife fue la aseguradora que mejores rendimientos y planes ofrecía para la Sección 42, por lo que era MetLife la aseguradora ganadora de las licitaciones internas realizadas por Aries Consultores.

Dentro del periodo de administración de seguros, por parte de Aries Consultores, no se presentaron oficialmente quejas del servicio prestado al gremio magisterial.

 

Las Investigaciones de la Maestra Sonia Madrid

Existen muchas especulaciones sobre las investigaciones que hizo la maestra Sonia Madrid Bojórquez, y es importante citar en este reportaje especial,  lo que realmente se investigaba, para poder enderezar las causas reales de su muerte.

La maestra Madrid, por su trabajo y la cartera que tenía, se mostraba preocupada por la manera en que el Secretario General, Ramírez Sánchez, manejaba a discreción algunos ingresos por los seguros.

Argumentaba que ella nunca había visto algún cheque por dividendos (que debían provenir de MetLife y no de Aries Consultores), y pedía que se transparentara todo lo de los ingresos que se obtenían por parte de dichos seguros, y hacía hincapié, en que ella creía que Miguel Ramírez era quien se quedaba con esos recursos.

La maestra cuestionó el tema en varias reuniones. Sin embargo, el ex secretario general se mostraba siempre renuente a contestarle; la ignoraba, además de que mostraba enojo porque se metía en asuntos que lo incomodaban. En más de una ocasión, se le advirtió que no interviniera más, y que dejara las cosas como estaban, lo cual quedó de manifiesto en algunas declaraciones ministeriales como la siguiente:

“…Miguel Ramírez en varias ocasiones le recomendó a la maestra Madrid, que ya no siguiera indagando acerca de los dividendos de los seguros”…esto en la foja 681 del expediente.

No obstante, la maestra comenzó su investigación para encontrar el por qué tanto hermetismo por parte de Miguel Ramírez. La primera indagatoria que hizo, fue sobre los intereses de las pólizas: ¿Había o no dividendos? La maestra fue a Aries Consultores y cuestionó sobre el asunto, y la respuesta fue que la siniestralidad era muy alta y no había dividendos; con eso, quedó insatisfecha por esta respuesta porque no comprendía lo de la “siniestralidad era muy alta”.

La segunda duda que le surgió fue: ¿Se estaban pagando más siniestros para inflar la siniestralidad? Así, la pesquisa la llevó a  obtener una lista de profesores a quienes sospechaba, se les había pagado doble por los siniestros. Empero lo anterior, resultaba infundado, inverosímil y por demás ilógico.

Con esa lista en su poder, fue a Aries Consultores donde revisó y cotejó la lista con Celina Rascón, empleada de Aries Consultores. La verdadera lista muestra que en ningún momento se pagaron siniestros por duplicado, dando como resultado que la maestra entendió que Aries Consultores no era responsable por emitir dividendos o pagar siniestros, sino que se dedicaba a la administración y consultoría de las pólizas del sindicato, solamente.

En este tema, existió un caso particular: El caso del profesor Álvaro Rangel, que el Ministerio Público imputó como irregularidad a Aries Consultores y una “causante de que, se le retiraran los seguros”, sin siquiera entender la razón u origen del caso.

La póliza del profesor Álvaro Rangel, nunca perteneció a Aries Consultores, además de que MetLife nunca pagó ese siniestro. En otras palabras, Aries Consultores nunca llevó la administración de esa Póliza, y no está por demás señalar que esa póliza no pertenecía a la sección 42 del SNTE, sino que se trata de una póliza de Vida-Grupo contratada por el Gobierno del Estado de Chihuahua  (en ese entonces por la Secretaría de Administración y Finanzas) para asegurar al "personal en servicio activo del subsistema estatal de educación".

En todo caso, el Agente de Seguros encargado de la administración de esa póliza era el despacho “Orona y Jáuregui”, que prácticamente sería la competencia de Aries Consultores. Sin nada más que se pueda argumentar, esta fue otra imputación infundada y nunca existió algún fraude o irregularidad en esta póliza por parte de Aries Consultores, como la autoridad ministerial hizo creer a la opinión pública en su momento.

La razón del por qué no existían dividendos es muy sencilla y clara, según la explicación clara y precisa de ejecutivos de Aries Consultores: La información se le presentó a la maestra Sonia Madrid y se indicó además como legítima defensa, fundada en que la póliza de la Sección 42 cubría a profesores jubilados, lo cual incrementaba la siniestralidad y el resultado era la ausencia de dividendos.

Se puede demostrar que la maestra Sonia Madrid no creyó que existían irregularidades por parte de Aries Consultores, en ese momento, ya que ella tenía contratadas sus pólizas individuales, de automóvil, con Aries Consultores, precisamente. Esas pólizas pudieron ser contratadas por decisión del maestro con el Agente de Seguros que decidiera y confiaba.

Resultaría incongruente entonces, argumentar que era con Aries Consultores con quien tenía problemas e irregularidades la responsable de la cartera de promociones económicas del comité sindical, ya que de ser así, la maestra Madrid, hubiera cancelado sus pólizas inmediatamente. Sin embargo, fue todo lo contrario, ya que desde el año 2002, la docente renovó sus pólizas con Aries Consultores hasta el día de su muerte.

Para soportar el argumento anterior, basta con observar algunas de las declaraciones que existen dentro del expediente:

“…La relación entre la Profesora Sonia Madrid Bojórquez y Héctor Faudoa Villegas era muy cordial”…cita una de las testimoniales en el expediente, foja 4231.

Pero la profesora Madrid estaba segura que el Secretario General, Miguel Ramírez, se estaba quedando con dinero que provenía de Aries Consultores y el cual no era reportado como ingreso por el Secretario General.

En el convenio privado que existía entre la sección 42 y Aries Consultores, se estipulaban varias sumas y cuotas que Aries Consultores debía entregar a la Sección 42. La primera eran los dividendos antes mencionados, de los cuales se sabe, no se generaban porque no existían.

La segunda suma, era una cuota impuesta (mal referida como dividendos) a la póliza de autos, que ascendía al 2% de la comisión sobre las primas (de una comisión de 4%), la cual se entregaba cada dos meses, directamente, al ex Secretario General Ramírez Sánchez, y la tercera suma, era una cantidad no estipulada en el contrato, que desde la llegada del profesor Miguel Ramírez a la dirigencia, le empezó a exigir directamente a Héctor Faudoa; recurso que ascendía hasta el 30% de su comisión de Agente de Seguros, por las pólizas contratadas en la Sección 42.

¿Cómo se entera la maestra Sonia Madrid de este ingreso?

El 11 de agosto de 2004, se entregó uno de estos cheques por concepto de cuotas en la póliza de autos, directamente a Miguel Ramírez, con copia a la maestra Sonia Madrid. Esto motivó que la secretaria de Prestaciones, optara por  evidenciar a Miguel Ramírez en una reunión del comité sindical de maestros.

 

En ese momento, ella mostró la copia del cheque y argumentaba que el dinero no era reportado por Miguel Ramírez a nadie, y que nunca pasaba por la Secretaría de Promociones ni de Finanzas y que llegaba a manos de Miguel Ramírez, directo. La reacción de Ramírez Sánchez a raíz de que lo descubrió Madrid Bojórquez, de manera pública, es expuesta en las declaraciones de algunos de los maestros:

“…Quedó demostrado en una reunión interna del Comité Ejecutivo, que sí había dividendos, y esto lo hizo Sonia al entregar un cheque a la secretaría de finanzas como una entrada extraordinaria de dinero… y eso lo hizo público, constituyendo una afrenta para el Secretario General. Lo que hizo la mentora  fue un desafío al propio sistema…se asentó en la foja 790 de la causa penal.

El Plan para la implementación de un sistema de Previsión Social, que suponía otros malos manejos

En la semana santa de 2005, Miguel Ramírez viajó a Costa Rica. En dicho viaje, se reunió con el ex Secretario General de la Sección 14 del SNTE del estado de Guerrero, Job Bernaché. Ahí se idea un plan para crear un sistema similar al implementado en el estado de Guerrero conocido como Plan de Previsión Social (PPS-Gro), donde Gustavo Cabrera, era el agente de seguros que contrataron.

Al regresar, Ramírez Sánchez buscó implementar un proyecto similar al de Guerrero, en la sección 42 de Chihuahua, pero para ello se requería principalmente la aceptación general por parte de los agremiados.

Miguel Ramírez, sabiendo que la maestra Sonia estaría en su contra por “default”, le ordenó que fuera ella la encargada de la promoción del proyecto denominado “comercializadora” - nombre que recibió inicialmente el plan -, esperando que la estrategia motivara un cambio de opinión de la maestra, sobre él y sus manejos. Esto, en sí, representaba un problema para el proyecto.

Otro movimiento que se realizó para iniciar la comercializadora, fue que se propuso cambiar a Aries Consultores, por Banca Afirme, representada por Gustavo Cabrera, mismo Agente de Seguros del estado de Guerrero, de quien  provino la idea del proyecto de la “comercializadora”.

Miguel Ramírez aventajado, codiciosamente le empezó a pedir “cuotas” más altas a Aries Consultores, con la promesa de “no retirarle la administración los seguros”. Dentro de los ofrecimientos se registró el de una camioneta último modelo y la cantidad de $200,000 en efectivo en el mes de Agosto de 2005. Héctor Faudoa entregó lo anterior con la esperanza de “sortear” el problema y mantener la administración de los seguros.

 

Retiro de los Seguros y el nuevo agente

No obstante del pago de esas “cuotas”, en especie y en efectivo, el 1 de septiembre - un mes antes del homicidio de la maestra Sonia Madrid - Miguel Ramírez Sánchez impuso a Gustavo Cabrera como el agente de seguros, mandando una carta a todas las aseguradoras, en la que retiraba a Aries Consultores.

Ante ello, solo faltaba convencer a su secretaria de Promociones Económicas,  para que aceptara el proyecto de previsión social y todo quedaría listo. Mientras tanto, Ramírez mandó a la maestra Sonia Madrid a Monterrey, Nuevo León,  y la presentó a Gustavo Cabrera, como el nuevo Agente de Seguros, diciéndole  que Cabrera formaba parte del CEN del SNTE.

Esa estrategia de ostentar a Gustavo Cabrera como parte del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE, fue para que la maestra lo aceptara. Sin embargo, esta mentira fue descubierta por la misma Sonia Madrid.

Una semana antes de la muerte de la maestra, personas cercanas a ella, le  cuestionan: ¿Por qué si Ramírez siempre la ignoraba, y era renuente de hablar de seguros, ahora la enviaba urgentemente a Monterrey para cambiar al agente de seguros?

“…El Secretario General, Profesor Ramírez estuvo renuente, o no daba oídos a las peticiones de Sonia, como encargada de prestaciones económicas, en relación a los seguros, extrañamente, muy poco antes a su fallecimiento la comisiona a Monterrey, a que se reuniera con un representante de seguros de apellido Cabrera…apunta un testimonio en la foja 979.

“…Miguel Ramírez es quien contacta a Sonia con el Licenciado Cabrera, tal vez porque alguien se lo había recomendado previamente a él (Se supo que fue la propia Elba Esther Gordillo Morales, entonces dirigente formal del SNTE),  y trataron de engañar a Sonia Madrid, a quien, el mismo día que la mataron, noté muy nerviosa, cuando estuvo en mi oficina, insistiéndome en la necesidad de reunirnos, porque quería compartirnos mucha “información fresca”, así lo dijo ella… Me dio la impresión de que había descubierto que el Licenciado Cabrera, pertenecía al mismo grupo con el que ella tenía diferencias y del que también formaban parte, Job Bernaché Guzmán, Ricardo Aldape Cázares, éste último fue el anterior representante del Comité Nacional en Chihuahua, y el propio Miguel Ramírez, y que se manejaron las cosas de tal manera, que engañaron a la maestra Madrid, haciéndoles creer que el Licenciado Cabrera era ajeno a ellos…”lo cual se inscribió en la foja 681.

 

El Desfalco

El 27 de septiembre de 2005, la maestra Madrid Bojórquez fue ejecutada, tan solo dos días antes del VIII Pleno Seccional del SNTE de Chihuahua, donde se iba someter a votación, el proyecto de previsión social. Tras la muerte de la profesora, el asunto fue implementado sin ningún problema, con el nombre de “Sistema Integral Magisterial de Ahorro y Previsión” (SIMAP). Actualmente, ese esquema sigue funcionando.

Por las mismas fechas del homicidio de Sonia Madrid, el periódico nacional La Jornada y varios medios de la CDMX, publicaron un reportaje donde se destapaba un desfalco de dinero por la cantidad de 1,500 millones de pesos, bajo   el Plan de Previsión Social (PPS-Gro) de Guerrero, donde Job Bernaché era el líder sindical de la sección 14 y Gustavo Cabrera el Agente de Seguros encargado de la administración de dicho programa. ¿Coincidencia?

 

En pocas palabras, era imperativo que titular de la cartera de Prestaciones Económicas, aceptara la implementación del proyecto y se apegara al mismo y todo estuviera en calma para la imagen y control del ex Secretario General Miguel Ramírez, antes de aquel pleno, o bien, “sacarla de la ecuación” para poner en marcha el programa económico multimillonario. Pero el tiempo se agotó y la postura de la maestra se mantuvo firme en contra…

 

“…ellos no quieren (refiriéndose a Miguel Ramírez y su grupo) que haya ruido acerca del asesinato de Sonia Madrid, porque representa un problema para las aspiraciones de Ramírez, quien nos hizo firmar a todos los integrantes del Comité sindical, un documento en el sentido de que él es el único facultado para llevar el caso de la muerte de Sonia, o sea es el único autorizado para hablar del asunto con la Procuradora y con los medios de comunicación, cosa que a los amigos de Sonia y a la familia, no nos parece porque creen que también Miguel Ramírez pudiera estar involucrado”…esto quedó manifestado en el expediente de la causa penal, foja 681).

A algunas personas, Miguel Ramírez les llegó a exteriorizar, que su principal interés era “la lana”, que él iba por lana, que era su tiempo para hacer mucho dinero y que eso era lo que a él le importaba, según emitieron maestros cercanos a la sección 42 del SNTE.

 

La detención Ilegal de Faudoa Villegas, flagrante violación a sus derechos humanos

El 23 de enero de 2006 a las 11 de la mañana, aproximadamente, fue detenido arbitrariamente sin existir orden de aprehensión en su contra, y solamente con un “citatorio” elaborado al mismo momento de su arresto.

La detención ilegal y tortura se señalan en la declaración de Héctor Faudoa Villegas: "...permítanme orillarme, ahí no se quien, uno de las gentes que iba me agarra del cuello tratando de ahorcarme y me dice ahora te bajas hijo de…, yo tenía el vidrio abajo, te bajas... me arrestan, me sacan, usan la fuerza y me ponen las esposas, pero lo hacen de una forma a propósito para lastimarme... inclusive burlonamente alguien comentó ahí que "quítenle el cinto y las cintas porque con lo que le vamos a hacer ahorita, quien sabe que quiera hacer él después"... 

Cuando ingresó al C4, no fue puesto ante la Ministerio Público como indica la Ley, sino que fue llevado a una bodega y fue retenido en contra de su voluntad. Por más de 6 horas permaneció en esa misma condición hasta que se emitió una orden de aprehensión aproximadamente a las 6 de la tarde, como se indica en el expediente de su propio caso, foja1098.

En un mensaje escrito, él deja entrever que en ningún momento se le dijo la razón del porqué fue detenido, y describe en su manuscrito lo siguiente: “¿Cuál fue mi delito?… Aún no sé por qué estoy aquí”…

Ana Gabriela Méndez, otra de las indiciadas, detenida.

El 22 de enero de 2006, Ana Gabriela Méndez fue detenida dentro de su domicilio, sin existir orden de aprehensión o de cateo en su contra. Tal como se detalla en todas las declaraciones, toda su familia fue detenida, incluyendo hijos, empleados y yerno.

“…entraron a mi casa los agentes sin una orden de cateo, sin una orden de aprehensión, para mí eso es secuestro policiaco, se llevaron a mis hijos, me estuvieron presionando mucho… para que yo le echara la culpa al señor Faudoa, uno no puede decir cosas que no…”

Mientras ella se encontraba “declarando”, sus familiares fueron llevados a un hotel conocido de la ciudad, donde se les privó de la libertad y fueron incomunicados totalmente.

“…La Procuradora (Patricia González) me ofreció protección para mis hijos (si firmaba una declaración ministerial); que había personas muy poderosas detrás de esto y que por ende la única solución era la protección que la Procuradora podría brindarle…”

Es evidente que crean un ambiente de tensión y confusión, donde Ana Gabriela Méndez llega a creer que corre peligro, y su única salvación es firmar el documento que la Procuradora le exhibe, para obtener la protección mencionada.

Lo que sucedió, es que al firmar “ese documento”, lo que estaba haciendo es auto inculparse de haber participado en el homicidio de la maestra Sonia Madrid. Inmediatamente, los familiares de Ana Gabriela son puestos en libertad y el “peligro” del que fue advertida, desaparece; así como la supuesta protección que brindaría la procuradora.

 

José Filiberto Ángel Adame, otro inculpado, y violados sus derechos

Filiberto tampoco corrió con suerte. El 22 de enero de 2006, Filiberto fue detenido ilegalmente en Parral, Chihuahua,  junto con su hermana Selene Ángel Adame, sin existir orden de aprehensión en su contra. Inmediatamente fueron llevados al C4 y en el transcurso, fueron incomunicados.

“…Fui amplia y prolongadamente interrogado por muchos oficiales a los que ni siquiera veía, porque para hacerlo me tapaban la cara con una especie de bonete y siempre esposado. Así me tuvieron hasta que ya en la madrugada del día siguiente, firmé unos documentos que contenían mi supuesta declaración con relación a hechos referentes a la muerte de quien en vida fuera Sonia Madrid, ignorando de momento lo que ellos decían, porque no se me permitió leerlos…”.

Filiberto Adame argumentó que fue torturado por los ministeriales, a quienes no podía ver, porque tenía tapada la cara y así no sabría identificarlos posteriormente. En un examen médico realizado a Filiberto, se comprueba que efectivamente tenía signos de tortura, sin embargo, en declaraciones de los ministeriales que lo detuvieron, argumentan que fueron golpes que se hizo por que se “cayó” cuando intentaron capturarlo…

Lo interesante es que el Juez de la causa, argumenta que es verosímil lo que dicen los ministeriales, a pesar de la ruda paliza que mostraba físicamente y que medicamente, con una “caída” no pudo haberse provocado.

“…Solamente firmó una declaración que le presentaron porque su hermana necesitaba sus medicinas y la Procuradora del Estado le prometió que iba a hacerse cargo de su hermana una vez que firmara…”.

De nuevo, aparece la funcionaria, ofreciendo protección a su hermana, quien sufría de epilepsia, si firmaba un documento. Él firmó sin saber de qué se trataba, y es así como se dio el carpetazo al expediente de este inculpado.

 

Bentura Baeza González, el autor material, misma tónica

El 20 de enero de 2006, fue aprehendido en Parral, Chihuahua,  Bentura Baeza a quien trasladan a Chihuahua capital de inmediato. Es aquí donde comienza lo más absurdo e inverosímil del caso.

Bentura Baeza hace una declaración inverosímil y por ende falsa. Se declara culpable de haber participado en el homicidio de la maestra Sonia Madrid, y agrega que Antonio Baca fue su cómplice, y que éste prestó su carro para perpetrar el crimen.

Afirma Bentura en su momento, que por medio de un estilista llamado Pedro Andrade Valenzuela, contactó con Yolanda (Ana Gabriela Méndez) y que ésta fue quien le propuso matar a la maestra para ayudar a su amigo “El Azul”, ya  que éste tenía una aseguradora y pagaría 200 mil pesos por el homicidio, 100 mil antes y el resto después.

Además, convenientemente para el Ministerio Público,  declara ser el dueño de un número celular  usado para comunicarse entre cómplices, que presentó la Procuraduría como prueba (614133377) y que Yolanda era la dueña de la otra línea telefónica,  número (6141333879) con los mantenían constante comunicación entre sí.

También declaró que él  (Bentura) contactó a Filiberto Ángel Adame, para que le ayudara en el plan, y éste a su vez contrató a un sicario que le decía "señor". Posteriormente corrigió, argumentando que en realidad fueron dos sicarios los que Filiberto había contratado: “Humberto” y “El Canelo”.

“Recuerda que el día que  mataron a la maestra Madrid, fue cuando tocó en un domicilio, buscando a Miguel Ramírez, eran aproximadamente entre las cuatro o cuatro y media de la tarde, y ese mismo día, la señora Yolanda le dio las características de la víctima,  como a las seis o seis veinte de la tarde”.

La descripción que le dieron indicaba que ella, el objetivo, era “hombrona”, morena, nariz grande, pelo hasta los hombros, ceja poblada, que le dio más datos en un papelito que “le entregue a Filiberto, pero no los recuerdo”.

Bentura  afirma que le entregó esos datos de Sonia Madrid, a Filiberto,  tres o cuatro días antes de su muerte. “Y el día de los hechos, Filiberto cada ratito me llamaba al celular 6141333877 que compré meses antes, junto con el de la Señora Yolanda a la que asignaron el número 6141333879, dichos teléfonos los compré en Coppel, y cuando la señora Yolanda me llamó, ese día me dio datos sobre la maestra Madrid, y yo se los pasaba inmediatamente a Filiberto al teléfono 6141899632.

Evidentemente falsa y contradictoria se puede apreciar dicha declaración de Bentura. Es importante, para demostrar la falsedad de esa afirmación, anotar que el día de los hechos a las 6:20pm, dijo que Yolanda le entregó el papelito con la descripción y ubicación de la maestra Sonia ¿Cómo es entonces que a las 4pm dice que visitó aquella casa y todavía peor… preguntó por Miguel Ramírez?

Además, “que ese mismo papelito, se lo había mandado tres días antes a Filiberto ¿Cómo logró hacer esto, viajó en el tiempo?

Finalmente, si Yolanda le entregó la información de la maestra a las 6:20pm y el homicidio ocurrió a las 7:40pm, aproximadamente, quiere decir que solamente tuvieron 1 hora con 20 minutos para planear, preparar, ubicar a la maestra y ejecutar el crimen ... ¿Qué paso con la camioneta Ford negra que la estaba vigilando ese día desde la mañana? Resulta también inverosímil que con una simple descripción escueta, hayan podido efectivamente identificar y localizar a la maestra en este periodo tan corto de tiempo, sin fallar.

 

Se supone que los datos con información de Madrid Bojórquez, se los entregaron en “un papelito”. Sin embargo, él mismo se contradice después, diciendo que los mismos se los pasaron con supuestos celulares.

Lo más interesante, es que en NINGÚN LADO de la declaración de Bentura Baeza, se acusa a Héctor Faudoa Villegas. La arbitrariedad cometida por el Ministerio Público es bien conocida como Falacia de Asociación:

Bentura declaró que alguien inteligente lo contrató.

Héctor Faudoa es un hombre inteligente,

Por tanto, Héctor Faudoa mandó matar a la maestra…

Bentura Baeza es el único de los inculpados, que confirma su participación en el homicidio - Aunque Ana Gabriela Méndez y Filiberto, firmaron una declaración auto-inculpatoria, ninguno la ratifica y luego se declaran inocentes,  Ahí “hay gato encerrado”.

Algo raro sobre Bentura, el autor material, es que su apellido Baeza, coincide con el de Reyes Baeza (gobernador) y González, con el de Patricia González (procuradora). Así, Bentura Baeza, a pesar de tener antecedentes penales y declararse culpable, se le redujo la sentencia de más de 30 años,  a 22, fue transferido a la Unidad de Bajo Riesgo (UBR) en la 20 de noviembre, y su concubina resultó, que sin ningún estudio, apareció con sueldo de la Procuraduría del Estado de 15,000 pesos, gracias a una remisión de condena, quedó en libertad en agosto de 2017, purgando solo 11 años.

Semanas después de obtener su libertad, Bentura declaro a la opinión pública lo siguiente: “Cuando me detuvieron, me dedicaba a la compraventa de automóviles, y vendí el vehículo en el que se trasladaron los asesinos de la maestra Sonia Madrid Bojórquez, sin imaginar para qué lo usarían.

“Cuando supe que detuvieron a la persona que me lo compró (Filiberto) entré en pánico y hui, fue un gran error y lo entendí después, por eso yo mismo me entregué a las autoridades”.

“Hace mes y medio salí libre, me culparon del homicidio, me vi involucrado porque vendí el carro y así me involucré de manera tonta; después de casi 12 años salgo libre, y ahora resulta que hay una apelación cuando todo me lo gané por derechos”, afirmó el entrevistado quien dice tener miedo de que lo regresen a prisión, toda vez que se trata de un caso político, afirmó.

 

 

 

Algo increíble que presenciamos todos los medios de comunicación y la sociedad chihuahuense, sin percatarnos en ese momento, fue que sin que se emitiera una orden de aprehensión en contra de los 4 inculpados del homicidio: Héctor Faudoa Villegas, Ana Gabriela Méndez, Bentura Baeza y Filiberto Ángel Adame, la Procuradora González Rodríguez, los presentó ante los medios como los culpables del homicidio. Una clara violación a los derechos humanos y constitucionales, del debido proceso, de todos, que en el transcurso del caso, nunca fue atendido por los jueces de manera correcta y legal.

Resulta incongruente y sospechoso, que en ningún momento de la  “investigación previa”, se encuentre una orden de presentación a declarar para Miguel Ramírez Sánchez, ex dirigente de la sección 42 del SNTE, siendo que todos los indicios apuntaban hacia una autoría intelectual de él.

En solo 3 días (del 20 al 23 de enero), la Ministerio Público, Alejandra Ramos Durán, armó un expediente en contra de los sentenciados, orquestado todo por la Procuradora del Estado Patricia González.

Sin embargo, hubo que revisar otras “pruebas” que aportó la Procuraduría para justificar las aprehensiones y es cuando aflora que todo ese proceso se basa totalmente en la una declaración de Bentura Baeza, el cual rechazó haberse declarado culpable, ya que lo demás, carece de valor probatorio para demostrar la autoría intelectual de Héctor Faudoa Villegas.

Las Irregularidades que ultrajaron varios de los derechos humanos de los indiciados

Falsedad en Informes Ministeriales de los Testigos Presenciales

La testigo presencial del homicidio de Sonia Madrid, Isabel Carrasco, declaró que no tuvo la oportunidad de ver el número de placas del automóvil en que huyeron los autores materiales. Sin embargo, en el informe Ministerial realizado por la entonces PGJE, se detalla claramente que la información de las “placas del carro fueron dadas por éste testigo”.

Isabel Carrasco confirma plenamente en su comparecencia, que ella nunca aportó el número de placas del automóvil, evidenciando que esa información fue agregada a discreción por el Ministerio Público, sesgando y viciando la investigación.

“Investigación” de los números celulares

De acuerdo a los informes presentados por el mismo Ministerio Público, el número de celular 6141333877 pertenece a Arturo Morales, el número 6141899632 pertenece a Sandra Montoya y el número 6141333879 no tiene titular. Sin embargo, en la declaración de Bentura Baeza, se declara dueño del celular 6141333877, le imputa el celular 6141899632 a Filiberto y le asigna el 6141333879 a Ana Gabriela Méndez.

Convenientemente para el Ministerio Público, el argumento principal es que estos fueron los celulares utilizados para estar en constante comunicación en la preparación y realización del homicidio de Sonia Madrid, sin embargo, el Ingeniero Roberto Hernández Saldaña - Asesor Técnico en el área de Telecomunicaciones y Electrónica de la Procuraduría General de Justicia de Chihuahua - quien realizó dicha investigación "científica", aporta el dato más interesante en su comparecencia.

El 17 de octubre de 2006 declara que este es el "primer análisis" que ha realizado de éste tipo, incluso considerando que pueden haber errores, y finalmente lo más importante: "No se puede determinar quién realizó las llamadas el día de los hechos". Esto quiere decir, que si el dueño del celular es el supuesto Arturo Morales, la lógica natural dice que fue el quien realizó dichas llamadas, y no se puede demostrar de ninguna manera que fuera Bentura Baeza, quien las hizo, aun con una declaración vertida inverosímilmente por dicho personaje.

 

Manipulación de pruebas          

Sobre resguardar la prueba y establecer medidas especiales de protección para los intervinientes y testigos en riesgo y sus allegados, de acuerdo con la Ley Estatal de Protección a Testigos, es curiosa la forma en que manipularon la  investigación, puesto que el resguardo de los objetos de prueba del caso, como sería el auto Grand Marquis color guinda modelo 1988, propiedad de Antonio Baca Moreno, le fue devuelto a su dueño, en calidad de testigo protegido, el 28 de Septiembre del 2005, un día después del asesinato de Sonia, mediante un oficio girado por la Lic. María Alejandra Ramos Durán. Ministerio público estatal

 

Olvido de tomar huellas dactilares

De acuerdo al informe ministerial, un automóvil Grand Marquís color guinda fue asegurado cerca del área. Es el automóvil que “supuestamente” se usó en el homicidio de la mentora estatal Madrid, sin embargo, es increíble que no se obtuvieron huellas dactilares dentro del automóvil y solo lo hicieron en el exterior. Por tanto, no se puede asegurar, fuera de la duda razonable, que ese es el vehículo usado para cometer el crimen.

También se pasó de largo, mostrar físicamente el auto, para reconocimiento de los testigos presenciales de los hechos. Porque de acuerdo al informe ministerial, se presentó una simple fotografía que fue “vista” por los testigos presenciales, del automóvil usado en el homicidio.

Resulta pues, que esta fotografía se les mostró 3 meses después del asesinato de la maestra, y nunca se hizo físicamente una reconstrucción de hechos, para el caso del auto, mismo que ya había sido entregado a su dueño Antonio Baca.

Las detenciones sin orden de aprehensión

Para un Juzgador, en este caso el Juez Primero Penal, del Distrito Judicial Morelos, esos arrestos hubieran sido el argumento más sencillo para dejar a todos libres. Sin embargo, esto no fue así. A todos los inculpados, se les detuvo sin orden de aprehensión y con un simple “citatorio”. Con base en ello, se armó todo un operativo para detener a cada uno.

El día 22 de Enero de 2006, se emitió un citatorio signado por la Ministerio Público la Lic. Alejandra Ramos Durán para presentación de Héctor Faudoa Villegas. Dicho citatorio fue supuestamente cumplido por el Agente Ministerial Juan Armando Santa Cruz López, quien declara que se dirigió al domicilio ese mismo día y "...llamó a la puerta,  pero no fue atendido persona alguna, en distintas ocasiones...".

Ese informe ministerial es falso, ya que el residencial donde se ubica el domicilio de marras, cuenta con caseta de vigilancia, donde hay un registro detallado de las entradas y salidas específicas. En ningún momento del día 22 de Enero de 2006, se registró entrada alguna de policías ministeriales.

La inconsistencia al respecto, se corrobora en la comparecencia del mencionado Policía Ministerial, inscrita en la foja 4197 del expediente, donde cita que "...no recuerda..." siquiera haber entrado por dicha caseta de vigilancia, además de que no puede dar una descripción de la casa a la que supuestamente fue a tocar.

Casualmente, el citatorio para Faudoa Villegas, fue emitido el día 22 de Enero y supuestamente, ese mismo día, aparece una orden de consignación y posteriormente fue "elaborada", una orden de aprehensión.

El argumento esgrimido por la Ministerio Público Alejandra Ramos Duran, quien elaboró esta orden de aprehensión, ya que el Juez Primero de lo Penal Fabio Valdés Bensasson, apenas se había enterado y firmó esa orden, el siguiente día, el 23 de enero de 2006, ya cuando Héctor Faudoa y los demás inculpados se encontraba detenidos.

En lo anterior, se trasgredieron artículos como 21 constitucional que se refiere a la competencia del Ministerio Público para la investigación, igual acontece con lo dispuesto por el artículo 2 de la Ley Orgánica del Ministerio Público de Chihuahua, así como el artículo 334.

Violación concreta de la presunción de inocencia

En el momento en que aparece una orden de aprehensión en contra de Héctor Faudoa Villegas, la Ministerio Público Alejandra Ramos Duran, fue cambiada de puesto y fue nombrada Secretaria del Juez Fabio Valdés Bensasson.

Fue Alejandra Ramos Duran, como Ministerio Público, quien detuvo a Héctor Faudoa Villegas y casi de inmediato, obtuvo el puesto de Secretaria del Juez que llevaría el caso, ¿Dónde queda la supuesta imparcialidad? Aun siendo inocente y teniendo las pruebas a favor, sería imposible demostrar la inocencia ante tal injusticia, donde claramente se está siendo juez y parte.

La primera sentencia definitiva en contra de Faudoa Villegas, fue de 30 años de prisión, donde el Juez ni siquiera estuvo presente en las audiencias. Se apeló ante el Magistrado José Carlos Flores Silva

Aunque se demostró y se argumentó la detención ilegal de este inculpado, en propias palabras del Magistrado Flores Silva, una detención ilegal no es suficiente para obtener libertad, aunque así lo indique la ley.

Además, en esta apelación, el Magistrado sólo valoró lo que le perjudicaba, y no lo que beneficiaba a Héctor Faudoa Villegas. A pesar de todas las pruebas aportadas, de los argumentos dados y de la misma ley, el Magistrado indicó en base a suposiciones y retórica, que Héctor Faudoa fue el autor intelectual del homicidio. Olvidando los elementos esenciales: ¿Dónde quedaron los autores materiales?, ¿Dónde quedó el arma homicida?, ¿Dónde quedo el supuesto financiamiento que le imputan?, ¿Quién lo acusa?

¿Lo más ridículo? Que este Magistrado aumentó la condena de 30 a 40 años de prisión. Tiempo después de esto, dicho Magistrado fue destituido de su cargo y fue acusado de corrupción.

Un extraño, pero interesante cómplice aparece en la grotesca escena legal

En Enero de 2009, aparece un misterioso personaje en los medios de comunicación, quien se hacía llamar Manuel Ramírez. Este hombre hizo unas declaraciones interesantes del caso…

En una entrevista realizada por medios de información, narró lo que sucedió el día del homicidio de la maestra Sonia Madrid. Espontáneamente, declaró que quien lo contrató tenía el apellido igual que él: Ramírez. Que sus instrucciones eran las de liquidar a varias personas y no solo a la maestra Sonia. Entre estos, se encontraba Héctor Faudoa.

Aseguró que nunca le pagaron y le quedaron debiendo,  que recibió amenazas y temía por su vida, y que creía sentirse seguro dentro del CERESO, que fuera de él, y que había inocentes pagando por ese crimen.

Algo curioso, es que la intención de desprestigiar las declaraciones de este señor Ramírez García, fue muy evidente, por parte de la autoridad investigadora, arguyendo contradicciones. Sin embargo, lo irónico es que en la declaración de Bentura Baeza, nadie analiza las evidentes contradicciones en que cae y lo inverosímil de su versión.

"Manuel Ramírez" es trasladado al Ministerio Público, donde ratifica su declaración hecha en los medios. ¡Apareció uno de los autores materiales del homicidio, ratifica su declaración y da una versión totalmente diferente a la de Bentura Baeza!

Si bien la versión de Manuel Ramírez tiene contradicciones, la versión de Bentura Baeza tiene aún más. ¿Qué versión es la que el Ministerio Público tomaría? Como se dijo anteriormente, el caso se basa totalmente en la versión de Bentura Baeza, tomar como verídica la versión de Manuel Ramírez, implicaría tener que liberar a todos los inculpados, reabrir el expediente, rehacer la investigación desde el comienzo y aceptar su terrible error al detener a inocentes.

Algunos meses pasaron y nada se habló ya de este hombre. Se tomó la decisión de tomar como falsa la declaración de este señor y fue puesto en el CERESO de Aquiles Serdán por 1 año acusado de falsas declaraciones. Para validar esta falsa declaración, Manuel Ramírez firmó una nueva declaración, en donde “acepta” que mintió. Caso cerrado... de nuevo…

En el año 2010 fue liberado del CERESO de Aquiles Serdán, y... fue asesinado. El hecho es que falleció, tal como él había dicho que pasaría y que por eso prefería declarar la verdad de una vez por todas y estar dentro del CERESO a morir.

Última instancia amparo directo

Cualquier diría que al tratarse de tres jueces federales, la justicia prevalecería. Sin embargo, los tres jueces federales tomaron la Apelación hecha por el ex Magistrado José Carlos Flores Silva, y le hicieron un COPY/PASTE. Copiaron textualmente cada palabra, cada error, cada lógica infundada, cada párrafo violatorio de garantías y derechos, cada suposición incoherente.

Ratificaron la condena de 40 años de prisión basándose en especulaciones y retórica, sin siquiera haber leído la sarta de incoherencias y errores que existen en el expediente.

A principios de noviembre de 2010, la hoy ex Procuradora del Estado Patricia González, se presentó en el CERESO de Aquiles Serdán para amenazar personalmente a Héctor Faudoa Villegas. En su amenaza, ella declaró que se encargó personalmente de que no saliera de prisión.

El 9 de noviembre de 2010, cumpliendo con su dicho, fue transferido al CEFERESO de Perote, Veracruz. Se le violó el artículo 18 Constitucional que es el de purgar un delito en el lugar más cercano de su domicilio y familia, aparte de que el delito por el cual le acusan es del fuero común y no federal.

Posteriormente, en junio del 2011, fue trasladado al CEFERESO de Guasave, Sinaloa. El 8 de junio de 2013 fue trasladado al CEFERESO de Miahuatlán, Oaxaca.

Luego de una intensa lucha legal, éste, uno de los más notorios chivos expiatorios del sexenio 2004-2010, finalmente obtuvo la libertad en mayo  de 2018, 12 años después, de iniciado el viacrucis que representó haber sido condenado injustamente, logró un acuerdo de liberación condicionada…

 

Fuentes del reportaje de investigación:

Expediente Penal PGJE-43/2006

Testimonios y Entrevistas con la familia del principal protagonista

Archivos del Tribunal Superior de Justicia de Chihuahua.

Expediente del Juzgado Primero Penal, Distrito Judicial Morelos de Chihuahua




Comenta con tu cuenta de Facebook